De Cierzo y espantapájaros: 091 en Aragón

By 30 diciembre, 2015Destacada, Sin categoría

Por Octavio Goméz Milián

Se acerca el concierto de 091. Y volvemos a la carga añadiendo nuevas opiniones sobre recuerdos y gustos de dos grandes de la música aragonesa: Fernando de los Modos nos habla de sus recuerdos, sobre todo del alfa y del omega: “Primer concierto, aquel del pabellón de San José, Héroes del Silencio de teloneros y zaragotham rockera ante esos textos inteligentes, las estupendas melodías y el podería rítmico. Yo ayudé a montar. Eran tipos educados y les gustaban los Beatles. Y el disco final, “El último concierto” que suena muy bien y tiene una colección de canciones brillantísimas”.

También Enrique Moreno, batería de los Vibrants y La Costa Brava y colaborador de los últimos discos de Daniel Garuz y Ricardo Vicente, que sigue haciendo feliz a la gente tras la barra del Bacharach, recuerda su primer contacto con los 091, en este caso como un adolescente rockero: “Recuerdo que descubrí a 091 en el programa de Cachi, fue con la canción “La vida que mala es”, me fascinó que un grupo español sonara tan potente como los Godfathers, muy en boga en esos días, y que a su vez cantaran en castellano con unas letras tan chulas. Por desgracia siempre que vinieron a Zaragoza me los perdí, así que será una suerte poder verlos ahora”.

 

 

Fernando coincide como muchos en la mala suerte de los 091: “Tengo un trio de malhadados, y estos son los más formidables en cómputo global. Sin duda entre mis cinco favoritos españoles“. Y Enrique vuelve a definir a los 091 como un nexo generacional imprescindible: “Es una pena ver, que al igual que pasa con tantos otros, el reconocimiento de su importancia en la historia del pop español ha llegado una vez separados. 091 han sido el puente perfecto entre los grupos de la movida que partieron del pop y rock más clásico como Gabinete o Nacha pop y todos los grupos de los 90 que recogieron ese testigo como Los Enemigos, los Surfin Bichos o Los Planetas. 091 son los padres de la cantera granadina, un clásico del pop cantado en castellano y han demostrado ser atemporales.”

 

Fernando y Enrique dicen sí a “La Torre de la Vela”

En el principio estaba el Malevaje:

Zaragoza, Binéfar, Huesca, Aragón, tierra cercana a los 091, a la poesía del perro eléctrico, el primer recuerdo, de Sergio Vinadé de Tachenko y El Niño Gusano: “091 lo asocio al Malevaje, mítico bar que regentaban Asun y Vicente y donde trabajaba Sergio Algora. Allí los ponían mucho y siempre me recuerda a las tardes de domingo que solíamos pasar allí.

Desde Granada, claro. Eso marca, como dice Fernando Frisa (vocalista de Los Cármenes y Malamente): “En Granada no se compite…No reside en el alma granaína, pronunciarse, si eres de Lori Meyers, Napoleón Sólo, Lagartija Nick, o Los Planetas (Sumemos las orgías ocasionales, nos ha brindado la unión de semejantes talentos). Granada late diferente. Es Morente y Miguel Ríos. Si la conoces, vuelve… 

La noche del primero de mayo de 1985:

 

Uno de los primeros seguidores de la banda en Zaragoza es el locutor y escritor Miguel Mena que nos lo cuenta así: “Recuerdo perfectamente cuando llegó su primer single a la radio, porque ya entonces me llamaron la atención; luego me compré su primer lp en cuanto salió y por fin los vi en directo en el Pabellón de San José el 1 de mayo de 1985. Como teloneros tocaron Héroes del Silencio (cuando eran tres). Del concierto de 091 recuerdo que en los bises tocaron “A mí con esas” de Los Brincos y “Have you ever seen the rain?” de Creedence Clearwater Revival. Esa noche estuve con ellos en el KWM y luego les acompañé al hotel Conde Blanco, en la calle Predicadores.”

Otro que tampoco faltó a aquella cita fue Pedro Vizcaíno de Grabaciones en el Mar: “Creo que los vi 3 veces en zaragoza. Recuerdo imborrable la primera vez, en San José, en el antiguo matadero con los Héroes del Silencio como teloneros. 091 presentaban su primer álbum. Y los Heroes aun no tenían disco. Para verlos me escapé de una comunión con una pinta de no olvidar…tenia 15 años. Hasta hace poco incluso guardaba la entrada… “. Fue un primero de mayo, Matías Uribe, crítico y escritor, recuerda la historia de otra manera: “Aunque nebulosamente, aún recuerdo la noche que a las puertas del destartalado pabellón de San José le pasé una entrada a un barbilampiño Bunbury, sin un duro en el bolsillo y seguidor del grupo.

Hablo con Jose Ignacio Lapido cuando presenta su disco en solitario De sombras y sueños en Zaroza en enero de 2011 y me habla de esos tiempos: “Uno de los primeros conciertos que dimos 091 fuera de Andalucía y Madrid fue en Zaragoza, año 84 más o menos, y el grupo que tocaba antes que nosotros era Héroes del Silencio, que por aquel entonces no tenían disco ni nada, de hecho nos pasaron una maqueta. Luego conocimos en Binéfar a los Proscritos, que eran una gran banda. Con José Lapuente hablo de vez en cuando y estuve a punto de colaborar en una grabación con Dos Lunas. Otro buen amigo es Sergio Vinadé, de Tatchenko, al que conocí en los tiempos de El Niño Gusano. Me gusta mucho lo que hace ahora. Juan Aguirre me dice que Zaragoza y Granada tienen mucho en común en cuanto a escena rockera, y creo que tiene razón.”

Conexión Granada-Binéfar

Jose Lapuente, al frente de la banda de Binéfar Los Proscritos es uno de los tipos que más cerca ha estado de Lapido en Aragón. Una noche Lapuente me dijo lo siguiente: “Lapido ha marcado la línea y los demás solo nos queda caminar sobre ella. “En el año 1986 aparece Más de cien lobos, producido por Joe Strummer, de The Clash, que pasaba largas temporadas en Granada. En los primeros tiempos ambas bandas, tanto en estética como en sonido, realizaban trayectorias con un cierto paralelismo, como recuerda Gaby, vocalista de Insulina Morgan y Tocata:”Uno de mis temas favoritos de 091 es CARTAS EN LA MANGA,lo asocio a la primera vez que los ví en televisión en LA 2 en el programa PLASTIC,un gran programa en el que también recuerdo ver a LOS PROSCRITOS,lo recuerdo con cariño.

Imagen cedida por www.debinefar.blogspot.com

No habrá piedad para nadie

 

El momento álgido de la banda de Granada llega en el año 1989 con la publicación de Doce canciones sin piedad. Y este disco magnífico los devuelve a Zaragoza, en este caso a un festival en la Plaza de Toros, como recuerda Pedro Vizcaíno de Gelmar: “La segunda vez fue en un festival con más grupos en la Plaza de Toros, ellos salieron a las 3 de la mañana, que quedábamos ahí 20 ó 30 personas…pasamos un frío increíble. Acababan de editar 12 canciones sin piedad, así que hubiéramos esperado lo que hiciera falta, era el disco perfecto y el grupo favorito del momento. ” El escritor Rofolfo Notivol recuerda perfectamente aquel concierto: “El 23 de diciembre de 1989. Era un concierto benéfico. No sé a quién se le ocurrió la idea, pero no era el lugar ni la fecha adecuada. Hacía un frió que pelaba, como de cero grados, niebla incluso en el interior de la plaza y éramos, como mucho, doscientas o trescientas personas sobre la arena. Ni dios en las gradas. La noche pintaba desangelada. Pero a los diez minutos de concierto se nos había olvidado el frío y la decepción por la falta de público. Tocaron con la misma energía y entrega que si estuvieran ante una muchedumbre y se tratara de una noche de julio. Por circunstancias, no pude volver verles en directo. Por eso tengo tantas ganas de hacerlo de nuevo.”

 

Hasta la salida de Antonio Arias, hasta el final de la gira de Doce canciones sin piedad, su sonido cercano al pop y esas canciones hermosas, todavía están clavados en la memoria de mucha gente, como Pedro Vizcaíno de Grabaciones en el Mar: “Sus 4 primeros discos los escuché tantísimo que todavía me los sé al completo, luego me interesaron ya menos. Como pasa tantas veces con los grupos españoles… yo creo que ellos querían ser un grupo de rock aunque yo en los 4 primeros los veía como una banda de pop-rock, preciosista, de canciones bonitas, con magnetismo, carisma… Pero ‘La vida que mala es’ me defraudó bastante, comenzaron los ticks rokistas a saco…los riffs de guitarras que no me decían nada…no se, perdieron un poco el interés para mí..”

 

Una de las grandes canciones de aquel disco era, como recuerdan desde la web Zaragoza Feliz-Feliz, ¿Qué fue del SXX? Quizá nuestra canción favorita sea “Qué fue del siglo XX”, también del Doce Canciones sin Piedad, y probablemente una de las más conocidas. Además en este disco toca el bajo uno de los mayores genios de la música española y miembro fundador de 091: Antonio Arias.”

Llegando hasta el final

Con los años noventa los gustos cambiaban. Siempre en medio o siempre a un lado del camino, es difícil decirlo. Los 091, tras la salida de Antonio Arias para formar Lagartija Nick lleva a los 091 a presentar en 1991 El Baile de la desesperación en formato trío. En el año 1993 aparece Tormentas imaginarias, el sexto LP de la banda, le preguntamos a Chema Fernández por su disco favorito y nos dice: “Me gustan todos porque, aunque los Cero tienen un sonido definido, cada disco tiene una producción algo diferente y todos tienen canciones enormes. Por repertorio, el directo, claro. Venga: “Tormentas imaginarias” por que es donde la banda suena mejor, sin concesiones, muy rockero y con unas letras muy ácidas.”

            En el año 1994 tocan los 091 en Binéfar junto con Proscritos. Organizan los Quintos de la localidad. La banda, agotada, empieza a ver el final: En el año 1995 editan su último disco en estudio, Lo que vendrá después, con la discográfica Pop Quark y se produce su última actuación en Zaragoza, como nos cuenta Chema Fernández, promotor de Antípodas Producciones y uno de los fieles a la banda de Granada, sigue siendo sobresaliente: “¿Un recuerdo? El de su última actuación en Zaragoza. Fue en La Piedra de Blarney, la sala que yo programaba entonces, y era en su gira de despedida, en el 96. Fue espectacular: la banda estaba engrasadísima, el volumen atronador y la actitud máxima. Un lujo para los ¿200? que estaríamos allí.” También lo recuerda el periodista deportivo y fan Jesús Cubría: “Para mí los Cero son un concierto en La Piedra de Blarney. Fue para poca gente, para una inmensa minoría que lo vivimos con una pasión absolutamente desatada. La cercanía del escenario, apenas un escalón, unido a nuestro desbocado fervor hizo que José Antonio nos pasara el micro (literal) para que rompiéramos nuestras gargantas en los coros de ‘Zapatos de piel de caimán’. No era de nuestros temas favoritos pero desde ese día pasó a serlo por derecho propio. Ahora siempre la cantamos sin piedad.”

En el año 1996 el último concierto en Macarena (Granada). Hay una grabación. Camisas con lunares blancos. Ese año se separan también Héroes del Silencio. Dice el escritor Rodolfo Notivol: “Bueno, son imprescindibles. Tienen un lugar absolutamente propio que se ganaron a pulso. Uno no está en la música quince años (si te fijas pocos grupos de aquella época llegaron a aguantar tanto tiempo) sin tener una repercusión masiva si no es por una vocación inquebrantable. Desde luego, no eran unos tipos que pasaban por ahí por casualidad. Fueron construyendo una trayectoria poco a poco que, pasados los años, resulta intachable: si uno escucha sus siete LPs (uno cada dos años) observa un proceso de maduración, un in crescendo, que no tiene decadencia. Y, además, lo dejaron seguramente en su mejor momento y con uno de los mejores discos en directo del pop-rock español.Así que no es rara su condición de grupo de culto.Demostraron dos de los requisitos más importantes para cualquier creador: talento y obsesión. “

Lo importante son las canciones

"Dificilísimo... Tienen grandes canciones por docenas. "Qué fue del siglo XX" es un monumento....la intensidad (y la letra!!) de "Otros como yo" como yo...Quizás "La torre de la vela", un himno."

Chema Fernández (Antípodas Producciones)

Mi canción podrían ser tantas... Quizás 'Escenas de guerra'. Disco supongo que 12 canciones sin piedad...

Pedro Vizcaíno (Grabaciones en el Mar)

La Torre de la Vela /Doce canciones sin piedad.

Sergio Vinadé (BigStar, Tachenko)

Mi canción favorita es La Torre de la Vela muy seguida de 2000 locos.

Jorge Morgan (presencia rock y batería)

Mi canción favorita es Esta Noche y Escenas de Guerra, pero podría decir otras. Al tener 24 años no he conocido a 091 por sus discos sino por recopilatórios.

Francho Pastor (El Gol de Nayim, Los Crápulas, Candy Warhol)

Me gustan todas, pero citaré dos: ¿Qué fue del siglo XX? entre las contundentes y "Demasiados escalones" entre las melódicas. El tercer LP, "Debajo de las piedras", es probablemente el que más he escuchado, pero me gustan todos

Miguel Mena (Cadena Ser)

Me quedo con En la calle y como disco Doce canciones sin piedad

Jesús Cubría (Periodista)

Voy a elegir un disco más pop: 12 canciones sin piedad. Y dentro de él hay esa delicia popera que es: Cartas en la manga.

Rodolfo Notivol (escritor)

¿Y las letras?

Recurrimos al escritor Rodolfo Notivol: Sus letras hablan de unas pocos temas que se reiteran (la vida en la calle, el amor, la esperanza, la confusión y el desconcierto del hombre contemporáneo…) y no los abandonaron por otros más fáciles en busca de éxito. A eso yo le llamo autoría. Y ese es el tipo de autor que a mí me interesa. Y, por otro lado, musicalmente, supieron poner a su favor cosas que no les beneficiaban: por ejemplo, el hecho de ser periféricos (de Granada), de estar lejos del centro musical del momento, les ayudó a encontrar una personalidad propia, a buscar su sitio por otro camino (ningún grupo del país sonaba como ellos en aquel momento).

¿Dónde estabas tú? ¿Podrías volver a explicarlo?

Pedro Vizcaíno de Grabaciones en el Mar habla de su importancia como banda bisagra entre dos décadas fundamentales: ” Para mi los mas grandes (junto a La Granja) de la época finales de los 80. En esa transición entre la movida ochentera y el nacimiento del Indie… Para mí, fueron los reyes. ” Coincide con Sergio Vinadé de Tachenko: ” Siempre he dicho que son mi grupo español favorito, compartiendo podio con La Granja.” Zaragoza Feliz-feliz: “Antes que cualquier otra cosa que tenga que ver con el rock cantado en español y al margen de otras corrientes que quizá tuvieron a Leño y otros grupos como pioneros. 091 son pioneros pero únicos en planteamiento, clase y actitud. ” Gaby Morgan: “Por desgracia hay bandas que aunque las coloquemos en primera fila de relevancia en la música popular española la industria de la música no piensa lo mismo y es la que manda;pero lo que importa es la huella que dejan y que bandas de pop-rock nacional sucesivas a 091 han tomado referencia.” Miguel Mena:Para mí son muy importantes, y sin duda han influido en grupos posteriores, aunque me temo que nunca gozaron de la repercusión popular que se merecían. Por la calidad de sus letras, por su facilidad para hacer canciones perfectas de pop rock, por su imagen, por su actitud, para mí han sido siempre de los mejorcito de la música española de la últimos 30 años. Y también sigo a Lapido.”Jesus Cubría: “Los cero, precisamente por no ser un grupo conocido para el gran público, merecen un sitio mucho más relevante del que puede parecer que tengan a priori. Fusionaron, introdujeron la poesía en sus letras y fueron germen de proyectos de altísimo nivel. su lugar para mí es importantísimo. “Francho Pastor (Candy Warhol, El Gol de Nayim, Los Crápulas): “Para mí 091 va totalmente ligado al Candy Warhol. Es donde por primera vez los escuché y donde por primera vez los pinché. Recuerdo que ‘Esta Noche’ fue la canción con la que los conocí. Referente nocturno de cualquier persona que haga música y los haya escuchado. Siempre están ahí.” Jorge Morgan: “No es que sea muy docto en los 091, pero sí que los asemejo un poco a Los Enemigos, lucharon siempre contra las modas, tocando por salas, a veces iban a verles 40 personas..; pero lo que importa, es que el que tuvo retuvo, y la gente se ha dado cuenta de la bandaza que son una vez que se separaron, y me alegra enormemente que vuelvan por todo lo alto y agotando entradas por donde van, porque se lo merecen.”

De Juan Pardo, Fernando Arbex y demás movidas beat

En los años noventa reivindicar a las grandes bandas del pop español de los sesenta era visto como algo fuera de lugar. ¿Todas las bandas? No, había un triunvirato fundamental, con gusto y actitud: El Niño Gusano con Nadie te quiere ya ( escuchar el imprescindible directo pirata en Leciñena en 1996: http://aragontambientienesed.blogspot.com.es/2008/07/el-nio-gusano-concierto-leciena-1996-no.html ), Los Sencillos que hacen una versión de Flamenco en su primer LP de 1990 De placer. Y por supuesto los 091: A mí con esas será interpretado en Debajo de las piedras en el año 1988.

Las versiones imprescindibles

En Aragón los 091 han sido reivindicados siempre. Más allá de relaciones personales como la de la banda Proscritos o las andanzas de El Niño Gusano con ellos, podemos encontrar huellas explícitas en la versión que la banda del ex-vocalista de Proscritos, Jose Lapuente, realizó de La canción del Espantapájaros. Dos Lunas ralentizaron ese tema en el tributo Partiendo de cero editado en el año 2002. En ese mismo disco los Amaral revisaban La noche que la luna salió tarde (y siguieron tocando en directo como puede verse en estas grabaciones: https://www.youtube.com/watch?v=NcDX-nQsfaE . Juan y Eva no pararon allí: en el año 2009 editan a través de la revista EFE EME el Granada EP dedicado a bandas de la ciudad andaluza: Lori Meyers, Los Planetas, Lagartija Nick y por supuesto 091, eligiendo En tus ojos, una canción incluida en el Doce canciones sin piedad. La cosa no terminó así, el respeto hacia la obra de Lapido se extiende hasta los discos en solitario del compositor, así , en De sombras y sueños del año 2010, Eva en voz y Juan en guitarra, colaboran en el tema Doble salto mortal.

 

No son las únicas bandas: Insulina Morgan, una de las bandas que llevó el rock castizo a su máximo esplendor en los escenarios aragoneses, barajó hacer versiones de 091 en directo, como cuenta Jorge Morgan, batería de la banda: “Los 091 los conocí tarde, a través de Gaby. Nos grabó canciones en un cd versionables por Insulina y metió 3 ó 4 de 091. La que más me gustó en ese momento cd fue “Qué fue del siglo XX” con un rollo punk rock muy marcado y una letra que hace un repaso de lo más destacado de la centuria.

 

Nos habla Gaby, cantante y guitarra de Insulina Morgan: ” Los recuerdos que tengo acerca de 091 se asocian a 2 sitios en concreto.El primero en el TNT en Zaragoza con Marcos (Arena Rock) una noche entre semana de esas que se acaban liando viendo el DVD DE 091 en directo.El segundo en EL FANTASMA DE LOS OJOS AZULES hablando con Sergio Vinade (Tachenko) de a nuestro parecer uno de los mejores temas de 091 “Esta noche”.” La canción Esta noche, de 091, se repite. Vamos del Fantasma de los Ojos Azules al Candy Warhol, nos habla Francho Patillas:” La primera vez que escuché una canción de los 091 fue en los conciertos de despedida de la estación del silencio, cantando “esta noche” por mis queridos Tachenko y Fernando Frisa. A partir de ahí y en cualquiera de las pinchadas que hacíamos en el Candy sonaba o aquella canción, casi convertida en un himno de juerga, o ¿Qué fue del siglo XX? o incluso ” fuego en mi oficina”. Mi canción favorita es ” esta noche”, no podía ser otra.”Los Tachenko, tanto en eléctrico como en acústico, solos o en compañía de Fernando Frisa (Los Cármenes y Malamente) hicieron en directo Esta noche, (https://www.youtube.com/watch?v=2isfBeyKgHI) como también recuerdan los de Zaragoza Feliz-Feliz: “A nosotros, como tantas otras cosas chulas surgidas en los 80 y 90, los 091 nos pillaron muy jóvenes y nunca pudimos verles en directo. En realidad, empezamos a entender su legado al escuchar a los Tachenko hablar de 091 como influencia. Incluso hicieron una versión de “Esta noche” del disco Doce Canciones sin Piedad (1989).

¿Qué puedo decir?

Habla Chema Fernández (promotor de conciertos, Antípodas producciones): “Los Cero están arriba, con los clásicos; con Los Brincos, con Nacha Pop, con Radio Futura. Sobre todo por las canciones, tanto en música (con grandes melodías) como en letras (¿Es Lapido el MEJOR letrista español?) pero también en estilo por que siendo inequívocamente un grupo de ROCK con guitarras potentes hay mucho pop en sus melodías y ciertos dejes psicodélicos que enriquecen su estilo y también en significación histórica pues conectan muchos puntos: El Pop español de los 60, los aires hispano-flamencos que aparecen de cuando en cuando, el Rock de guitarras americano de los 80, la energía del Punk…

Continúa Rodolfo Notivol: “Podrán gustar más o menos, pero nadie les puede negar su honradez consigo mismos. Como dice un amigo mío: ganazas de volver a escuchar su directo.”

Para despedirnos, las palabras de Enrique Bunbury, que en el año 2006 escribió unas líneas para la reedición del Último concierto de 091: “Yo he sido devoto y fiel a 091.

Muchas gracias a Miguel Mena, Pedro Vizcaíno, Sergio Vinadé, José Ignacio Lapido, Gaby Morgan, Jorge Morgan, Fernando Frisa, Rodolfo Notivol, Chema Fernández, Jesús Cubría, Francho Patillas&Francho Pastor, Colectivo Zaragoza Feliz Feliz, blog Aragóntambientienesed, Luis Lles, Maikel Tapia y Santi Rex.

 

Y a Ángel Puyuelo por la paciencia.