Los cuervos negros llegaron al octavio día; The Steepwater band

By 28 agosto, 2017Sin categoría

Cada cierto tiempo la rueda del rock se detiene, suspendida en el aire, con todos los dioses caídos a su alredador: pasó durante dos décadas, entre que el demonio se llevó a Robert Johnson hasta que Mick Taylor tocó el primer acorde de Midnight Rambler en el Get Yer Ya-Ya’s Out, después todo fue bien hasta que John Bonham se convirtió en una sirena de la ginebra cuando el ocho dio el punto a la última década. Tuvimos que esperar hasta que los hermanos Robinson enchufaran su alma al VOX y entonces los cuervos volvieron a sobrevolar los hombros de Neil Young.

Llevamos un tipo en el limbo, la muerte es una reclutadora de primera y los pocos que aguantarían el tirón se esconden en sus mansiones asustados. El cuervo, sí, el cuervo. Nevermore. No importa si es bourbon o coñac, cada uno escancia lo que más le gusta. Hay electricidad en las calles, pero suena a lluvia sobre hojas, afónica…pero de vez en cuando, solo de cuando en cuando, el alquitrán se purifica hasta convertirse en diamantes negros, en lobos que aullan por la noche, en blues eléctrico desde la ciudad del viento: The Steepwater Band están en la ciudad y vienen con hambre atrasada.

El disco, agita nuestra fe como un comanche salvaje, como Johny Cash empastillado, como John Lee Hooker estirando la pierna hasta cubrir el sol, como Rod Stewart empujándose unos supositorios de cocaína: distorsiones de cuerda baja, ritmos saciantes, humo de hoguera, panderetas para el ánimo, la sapiencia de las bandas que acompañan a John Mayall, ese tipo de rollo, espero que me estés entendiendo. El ingeniero fantasma, aquel que gritó Judas a Dylan en Newport y alguno de sus sicarios siguen cada noche a la banda. Es un exterminio masivo, pero después, con la llegada del amanecer la aguja seguirá sobre el acetato y tú, por fin, habrás vuelto al punto de partida.

________________________

Entradas e info: The Steepwater Band en Las Armas