Pirineos Sur 2019: Entre océanos y montañas

By 11 junio, 2019Sin categoría

VIERNES 12 de JULIO.- THE WATERBOYS

Entradas CLICK AQUÍ

SABADO 13 de JULIO.- ECHO & THE BUNNYMMEN.

Entradas CLICK AQUÍ

El Festival Pirineos Sur se abre, en su primer fin de semana, con una desprejuiciada inmersión en los sonidos que dominaron la década de los ochenta de la mano de dos de los grupos que contribuyeron a popularizar la música en una época dorada para varias generaciones. Lo que se suele decir dos clásicos en activo.

Surgidos en las postrimerías del punk y reconocidos deudores de una tradición que se arraiga en artistas como David Bowie, Patty Smith, los Doors o Lou Reed ambas formaciones desarrollaron sus propios caminos, más cambiante en el caso de The Waterboys con su líder Mike Scott al frente, y más perfilada, en el caso de los de Liverpool de Ian McCullock. En cualquiera de los dos casos ambas formaciones, con sus carsmáticos líderes al frente, dejaron para la posteridad un vivero de canciones a modo de legado imperecedero que ellos mismos se han encargado de mantener, renovar y poner al día a través de nuevos discos e innumerables conciertos durante todo este tiempo.

Estos viejos zorros, sabedores de los ires y venires de la industria musical, contemplan con satisfacción como muchos grupos actuales reciclan aquellas sonoridades que en gran medida ellos contribuyeron a dar lustre. “No es nostalgia, es magia que permanece” confesaba no hace mucho el líder de los Echo & The Bunnymmen al ser preguntado por una revisión de sus canciones para el disco, The stars, the ocean and the moon” editado el año pasado. Y no le falta razón. Ni The Waterboys ni Echo & The Bunnymmen andan carentes de canciones mágicas.

Abriendo sendos conciertos estarán

MORGAN abrirán para The Waterboys. La banda madrileña con su amor incondicional a la música de raíz norteamericana se ha convertido en el último fenómeno musical en España gracias a su segundo disco “Air”.

FINO OYARTE lo hará para Echo & The Bunnymmen. Fino Oyarte es un veterano de la escena española. Tras su paso por Glutamato Ye Yé, se convirtió en el eterno bajista de Los Enemigos hasta su disolución definitiva. Tras ellos ha formado parte de varios proyectos tanto como músico como productor hasta iniciar una carrera en solitario.